Introduce la palabra o término a buscar

viernes, 22 de marzo de 2013

Chipre: no es solo Economía, hay más cosas… muchas más


La isla de Chipre está dividida en dos. El Norte se encuentra bajo dominio turco, cuenta con cerca de 200.000 habitantes y no pertenece a la UE. El Sur con clara influencia griega cuenta con casi 800.000 habitantes, se habla chipriota (dialecto del griego) y mantienen ciertas costumbres anglosajones (Chipre fue colonia británica, de hecho existen bases militares cerca de Limassol y en la frontera este entre norte y sur). En 2004 se celebró un referéndum para la reunificación de la isla. El 75% del Sur votó mayoritariamente en contra. Por su parte, el Norte mayoritariamente a favor (65%). La renta per cápita del Sur de Chipre alcanza los 30.000 euros per cápita, casi tres veces más que su vecina Turquía y su tasa de paro se sitúa en torno al 15%. Los sucesivos gobiernos apostaron por convertir el sur de Chipre en paraíso fiscal (impuesto de sociedades inferior a la media de la UE y sinfín de ventajas para inversores extranjeros), en el Luxemburgo del sur de Europa. 

En este contexto aparecen los “inversores” procedentes de Rusia. Según el Banco Central de Rusia en 2012 salieron casi 50.000 millones de dólares. Casi la mitad con destino Chipre. Los depósitos rusos (20.000 millones de dólares) suponen más de una quinta parte del total de los depósitos de los bancos locales (aproximadamente 91.500 millones de dólares). Sorprendentemente Chipre constituye el primer inversor extranjero en Rusia. ¿Qué significa esto? Los fondos rusos salen ilícitamente del país que gobierna Putin, se legalizan en Chipre y vuelven a inyectarse de forma legal en la economía rusa. De ahí que exista una fuerte presencia de bancos rusos en Chipre: Gazprombank, Nomos-Bank, Sberbank, Alfa-Bank y VTB, entre otros. 

¿Qué ha sucedido en Chipre? Muy sencillo. Antes del estallido de la crisis en Grecia, los bancos del Sur de Chipre invirtieron significativamente en la Bolsa de Atenas. Esto supuso una pérdida para los bancos chipriotas de casi 5000 millones de euros. Y ahí estamos cuando la UE ha decidido conceder un préstamo de 10.000 millones para sanear a los bancos chipriotas. Paralelamente en el seno de la UE existen sospechas de que la isla es un centro de lavado de dinero y un refugio del crimen organizado. Podéis ampliar y seguir la información sobre la crisis chipriota aquí, aquí y aquí. Un análisis económico más profundo aquí y aquí.

Vamos a complicar bastante más la situación siguiendo al Financial Times ("Cyprus crisis raises security"). En Enero de 2012 un carguero fletado por la compañía de armamento rusa Rosoboronexport se vio obligado a detenerse en el puerto de Limassol. En sus bodegas viajaban 60 toneladas de munición para Damasco. Pese al embargo de armas decretado por la comunidad internacional, el barco siguió ruta hasta el puerto sirio de Tartus, donde Moscú dispone de su única base en el Mediterráneo. Esto nos lleva directamente a la guerra en Siria y al decidido apoyo ruso al régimen de Damasco (Bachar el Asad). ¿Quién apoya a la oposición siria? Francia y Gran Bretaña (al igual que en la guerra civil en Libia que acabó con Gaddafi). Ambas están intentando que se levante el embargo de armas destinadas a la oposición siria. Aún así a la oposición siria les llegan armas vía Turquía. Mientras tanto el apoyo de Alemania no es tan evidente. Alemania se opone frontalmente a una intervención europea, al igual que se opuso en Libia y en Malí, por citar los últimos casos.

¿Qué sucede al mismo tiempo? Hay que presionar sutilmente a Alemania. La prensa británica (y a veces no sólo británica) empieza a escribir sobre la amenaza alemana en Europa. New Statesman subraya que en los últimos cinco años se ha experimentado un “extraordinario aumento” de la influencia alemana, dado que Berlín ha sorteado mejor la crisis económica y ha conseguido evitar que el Banco Central Europeo (BCE) comprase compulsivamente los bonos que tanto deseaban los países en quiebra de la periferia europea. En su lugar, ha recetado una cmplicada serie de ‘normas’ fiscales que ha aumentado la germanofobia de los políticos y de la gente en todo el continente. Dominic Sandbrook escribe en el Daily Mail que cada vez un mayor número de europeos comparten la idea de que “por tercera vez en menos de un siglo Alemania está intentando dominar Europa”. Este autor señala que si los alemanes continúan imponiendo restricciones económicas a los pueblos europeos, no harán sino aumentar las protestas violentas en Atenas, Roma y Madrid contra el yugo económico alemán. Alemania no será vista como el salvador económico, sino cada vez más como el opresor de Europa. Jean Claude Juncker, anterior presidente del Eurogrupo, trazó paralelismos entre 2013 y el año precedente al estallido de la Primera Guerra Mundial (1914).

***
Más cosas. Parece ser que existen reservas de gas en las aguas de Chipre. Asimismo China también quiere invertir en la isla.
***
En otras palabras, tal vez las políticas de austeridad alemanas no son las mejores recetas. Tampoco parece probable que exista una conspiración alemana en el rescate económico a Chipre. Sin embargo, en Chipre existen demasiados intereses económicos y políticos cruzados que no están claros. Cuidado no sea el rescate bancario (en esta ocasión) una cortina de humo para ocultar algo mucho más complejo que tiene que ver con el reordenamiento geopolítico en el norte de África y en Oriente Medio.
***
Con fecha 25 de Marzo la UE y el FMI llegan a un acuerdo con Chipre para su rescate. Más detalles aquí.
***
Por cierto, ¿qué piensan en Rusia? Todo apunta a que no se lo han tomado demasiado bien y tienen la sensación de que se ha ido contra los fondos rusos depositados en Chipre.
***
Muy interesantes las reflexiones de Le Monde: los paraísos fiscales acaban con las democracias.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Chipre es una pieza más en un tablero donde está en juego la rivalidad entre Alemania, Francia y GBR, la dependencia energética europea de Rusia y Oriente Próximo. Ojo. Obama está ahora mismo visitando Israel y seguro que están hablando de Siria. Y ojo a los traficantes de armas y a las empresas de armamento europeas y rusas que están haciendo su agosto, vía Chipre, en Siria.

Anónimo dijo...

No te olvides del tráfico de armas que entra por Turquía. Que pregunten en Euskadi cuantas armas se están vendiendo