martes, 19 de octubre de 2021

El papel del libre comercio a lo largo de la historia: integración, globalización y crecimiento económico


Rembrandt. The Syndics (Rijksmuseum)
El debate sobre el libre comercio se remonta a la era mercantilista entre los siglos XVI y XVIII. El auge del comercio marítimo holandés e inglés desplazó la riqueza del sur al norte del continente europeo. Durante dicho periodo surgieron las naciones-estado y el concepto de riqueza nacional: cantidad de oro y/o plata y balanza comercial favorable. Los teóricos del mercantilismo defendían los aranceles frente a las importaciones para impedir el déficit comercial y proteger a los productores nacionales de la competencia exterior.

Thomas Mun (1571-1641) director de la Compañía Británica de las Indias Orientales apeló hacia 1628 al gobierno británico para que protegiera su actividad frente a la competencia holandesa (guerras angloholandesas y Actas de Navegación). Asimismo insistía que lo realmente importante era el equilibrio de la balanza comercial. De hecho, no pensaba que gastar oro en el extranjero fuera perjudicial. ¿Por qué? En principio, el oro podía utilizarse para comprar bienes que luego se reexportaban por una cantidad mayor. De este modo (potenciación del excedente comercial y acumulación de divisas extranjeras) se impulsaba el comercio, se proporcionaba trabajo a la industria del transporte y se incrementaba el tesoro de la corona inglesa.

lunes, 18 de octubre de 2021

Enigma 3 año 2021

El personaje de la semana pasada era Aleksandr Kolchak. En su momento, el Nobel de Literatura Iván Bunin señaló en 1921: "El tiempo pasará y el nombre de Kolchak será escrito con letras de oro en las crónicas rusas para su memoria eterna y la gloria". A instancia de la Academia de Ciencias de San Petersburgo formó parte de la expedición polar rusa de 1900-1902 cuyo objetivo era estudiar el Océano Ártico al norte de las islas de Nueva Siberia (isla de Kolchak). Tras la Revolución Rusa de 1917, fue obligado a renunciar como comandante de la flota en el mar Negro. Tras un golpe de Estado en Omsk en 1918, ganó autoridad entre los rusos blancos contrarrevolucionarios y en 1919 fue reconocido por ellos como gobernante supremo de Rusia. Se convirtió en el general que lideró las topas zaristas, blancas, contra el ejército rojo soviético. Comezaba así una de las fases de la guerra civil rusa más complicada para los bolcheviques. Al principio, Kolchak disfrutó de apoyo militar extranjero directo. Contó con unidades militares de Francia, el Reino Unido, Checoslovaquia (la legendaria legión checoslovaca), Estados Unidos y Japón en Siberia y el Lejano Oriente. En la primavera de 1919 sus ejércitos tomaron los Urales, se acercaron al río Volga y comenzaron a amenazar Moscú. Sin embargo, la retirada de apoyo económico aliado y la reorganización y movilización del ejército bolchevique provocaron la derrota definitiva del almirante Kolchak. De hecho, fue entregado por un general francés Maurice Janin y por los checos a sus enemigos revolucionarios en la ciudad de Irkutsk. Finalmente, fue ejecutado sin juicio. Cien años después (2020), los archivos del Almirante Kolchak volvieron a Rusia.
 
Esta semana, a quién buscamos y por qué, si las pistas son:

i. Al Gore y Dick Cheney pertenecen a partidos distintos

ii. Joseph Conrad no conoció a Héctor y Aquiles, ni tampoco a Antonio de Orleans. Tampoco estuvo en Reinchenbach.

iii. Deuda pública

miércoles, 6 de octubre de 2021

Principios de Economía Política (Mill) y el Manifiesto Comunista (Engels & Marx)


Irish family ejectment from their home. Original aquí
Año 1842. Gran Bretaña ha sufrido una serie de malas cosechas, el precio del pan se ha duplicado, las ciudades están llenas de inmigrantes procedentes del campo en busca de trabajo, la industria algodonera está en crisis desde el último lustro, los obreros recurren a la caridad y llenan los comedores sociales. Thomas Carlyle afirmaba: “Siendo imposible la vida a las multitudes. […] Es evidente que la nación camina hacia el suicidio”.

En agosto de ese mismo año se produjo una huelga general liderada por el movimiento cartista (véase Carta del Pueblo) en defensa del sufragio universal masculino: un hombre, un voto. El primer ministro conservador Robert Peel envió al ejército contra los huelguistas quienes acabaron replegándose hacia sus fábricas. De nuevo Carlyle escribía: “La revuelta, el hosco y vengativo humor de la revuelta contra las clases altas […] es cada vez más el espíritu universal de las clases bajas”. El “Informe sobre las condiciones sanitarias de la población obrera de Gran Bretaña” publicado en 1842 por Edwin Chadwick (con anterioridad publicó junto a Nassau William Senior, Poor Law Commissioners' Report of 1834), mostraba que en Manchester (el Silicon Valley de la Revolución Industrial) la vida media de los hombres era de 17 años, la mitad que en los entornos rurales. Solo uno de cada dos recién nacidos llegaba a superar los 5 años de edad. Pero había mucho más: las calles eran frecuentemente usadas como alcantarillas, las casas estaban llenas de moho y en un estado deplorable, la comida putrefacta y los obreros se pasaban la mayor parte del tiempo en estado de embriaguez.

martes, 5 de octubre de 2021

Tecnología y Revolución Industrial


Coalbrookdale By Night. Original BBC
La primera revolución industrial hunde sus raíces en el desarrollo de dos inventos: la máquina de vapor de Thomas Newcomen (1720) y la lanzadera volante de John Kay (1733). Ambos inventos constituyen los antecedentes más claros y evidentes del proceso de industrialización que comenzó en Inglaterra y que posteriormente se expandió de forma desigual por el resto de Europa y por EE.UU. En primer lugar, la fabricación textil se perfeccionó gracias a la hiladora de algodón de Hargreaves (la Spinning Jenny), los telares mecánicos de los ingleses Arkwright, Crompton (inventor de la Spinning Mule), Cartwright (telar mecánico) y del francés Jacquard (telar con tarjetas perforadoras). En 1769 el inglés Richard Arkwright patentó la Water Frame, una máquina de menos de un metro de altura que producía un hilo de algodón mucho más fuerte que el obtenido con la tradicional rueca. Además instaló dichas máquinas en una factoría movida mediante energía hidráulica. A consecuencia de ello, la gente dejó de trabajar en casa o en pequeños talleres familiares y empezó a trabajar en fábricas.