Introduce la palabra o término a buscar

domingo, 9 de julio de 2017

Una breve reflexión sobre el Holocausto, Simone Veil

Original aquí
Sinceramente me ha gustado mucho la reflexión (en inglés aquí) que ha realizado Bernard-Henri Lévy sobre el Holocausto a raíz de la muerte de Simone Veil (más información aquí, aquí, aquí y aquí). Voy a copiar y pegar de dicha reflexión cinco ideas que me parecen fundamentales.

(...) hay que decir que nadie ha identificado con tanta precisión como ella  (Simone Veil) los rasgos que, efectivamente, singularizan la Shoá. Fue un crimen, decía: 1. Sin huellas (ni órdenes escritas ni directivas oficiales, nunca, en ninguna parte); 2. Sin tumbas (su padre, su hermano, su madre, desaparecieron convertidos en cenizas y humo, sin otra tumba que su memoria y, al final de su vida, su autobiografía); 3. Sin ruinas (Auschwitz, cuando ella regresa años después, es un lugar apaciguado, neutralizado, aseptizado); 4. Sin escapatoria (un sarajevita tenía, al menos en teoría, la posibilidad de abandonar Sarajevo; un ruandés, Ruanda; un camboyano, Camboya; lo propio del Holocausto fue que no había ningún lugar adonde ir: el mundo era una trampa); 5. Sin el menor rastro de racionalidad (cuando tuvieron que escoger entre dar paso a un tren con tropas de camino al frente o a otro con judíos de camino a los hornos, los nazis siempre escogieron este último).

No hay comentarios: